Cómo incorporar suplementos deportivos a tu dieta

Los suplementos vitamínicos que incluyen las personas activas y deportivas, dentro de sus dietas por lo general se encuentran hechos de combinaciones de hierbas, proteínas, distintas vitaminas y otra cantidad de productos como el trigo u arroz.

Dichos suplementos pueden ser adquiridos en cualquiera de sus presentaciones, tanto en capsulas como en suplementos líquidos, algunos incluso tienen presentaciones en barritas energéticas, para facilitar el consumo, y a diferencia de los fármacos, estos no necesitan pasar por la misma cantidad de pruebas.

Existen suplementos alimenticios deportivos que podría decirse son ‘’necesarios’’ para el buen funcionamiento del cuerpo, en caso de que tengas deficiencia en estos ocasionadas por la práctica del mismo. Como lo son la Vitamina D y el calcio, para de esta forma asegurar un buen desarrollo y salud ósea.

Cómo incorporar suplementos deportivos a tu dieta

Cómo incorporar suplementos deportivos a tu dieta

Una dieta con suplementos

Si has optado por incluir los suplementos alimenticios en tu dieta diaria, lo más probable es que te hayas decantado por aquellos que vienen en polvo y solamente hace falta mezclarlos con agua o leche.

Las dietas que tienen incluidas este tipo de suplementos por lo general presentan los nutrientes necesarios para nuestro cuerpo en las cantidades suficientes. Así que, si optas por seguir este tipo de alimentación, en un par de semanas no deberías de asustarte por ningún tipo de falla vitamínica en tu organismo, estos polvos son preparados de una manera bastante rápida y práctica, además son ideales si tienes un día a día ocupado en el cual no te da tiempo de cocinar comidas complejas.

Las dietas con suplementos deportivos

Por lo general producen un rango de pérdida de peso superior al de seguir una dieta común con este fin, representando de dos a 4 kilogramos por semana.

El problema que es representado por estas dietas, es el poco tiempo que son seguidas por las personas y por esto solamente deben administrarse por un periodo que no pase desde las 8 a 4 semanas debido a que el cuerpo normalmente necesita energía sobrante que pueda utilizar para casos de emergencia y no trabajar como si se tratase de ‘’un modo de ahorro de energía’’ cumpliendo y funcionando nada más con la energía mínima.

Cómo incorporar suplementos deportivos a tu dieta

Cómo incorporar suplementos deportivos a tu dieta

Suplementos proteicos deportivos que puedes añadir a tu dieta

  • Los sueros: Vienen en forma de polvos o líquidos de distintos sabores para que pueda escoger el que más se adapte a su gusto, el suero es ideal para recuperar el tejido muscular y fortalecerlo, ideal si estás practicando deportes. Sus sabores más comunes son: de fresa, té verde, sabor a cereales o helado.
  • Polvo proteico sin lácteos: Suministrado principalmente a aquellas personas que sean intolerantes a la lactosa, pero quieran añadirlos a sus prácticas deportivas, se recomienda consumirlo por la noche para que de esta manera otorgue la energía necesaria por los músculos para que puedan aumentar su volumen y al mismo tiempo recuperarse de la jornada diaria.
  • Las barritas proteínicas: Representan la mejor opción si quieres consumirla durante los recesos a media mañana o simplemente como un bocadillo mucho más nutritivo que los snacks convencionales.

Puedes optar por las barritas, galletas, panecillos o cupcakes que de igual manera van a saciar el apetito del momento sin sacrificar la correcta ingesta diaria de calorías recomendadas, para que puedas tener un mejor rendimiento deportivo.

Fuente: herbobar.es/procell